Qué tipo de personalidad tienes según tus Peores Miedos

Tiempo de lectura: Cerca de 4 minutos.

«Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos», dice Eduardo Galeano y puede que tenga razón. Nos esforzamos continuamente por transformar aquello que de manera inherente somos y hacemos. ¿Por qué? Seguramente porque intuimos que algo en nosotros hay de monstruoso, de siniestro. Nuestros peores miedos reposan justamente en ello, en los aspectos de nuestra vida que no podemos ver pero que intuitivamente sabemos que existen.

Resultado de imagen para mente

Hay una manera de saber cuál es nuestra personalidad según nuestros más profundos temores y es el Indicador de Myers-Briggs. En éste, las personalidades tienen coordenadas a partir de las cuales se define nuestra manera de ser, de pensar y de sentir. Para saber qué tipo de personalidad es la tuya, sólo debes decidir cuál de las dos opciones te describen mejor a partir de las siguientes preguntas:

¿Cómo consideras ser respecto al mundo exterior la mayor parte del tiempo?

I: Introvertido
E: Extrovertido

¿Te quedas con las primeras sensaciones o te gusta intuir sobre los hechos?

S: Sensaciones
N: Intuiciones

¿Tomas decisiones basabas en la lógica o en lo que sientes?

T: Pensamiento lógico
F: Sentimiento

¿Eres de los que crees que las cosas necesitan tu permiso para suceder o más bien estás abierto a eventos nuevos?

J: Juicio
P: Percepción

Luego de resolver en qué parte de la dicotomía estás, podrás encontrar tu personalidad. Ahora que lo sabes, te diremos cuáles son tus peores miedos. Estos están basados en el estudio de Heidi Priebe, escritora de La Guía de Supervivencia Comprensiva de ENFP. Para ello, toma las letras que se encuentran a un lado, júntalas y busca las siglas en la siguiente lista.

Resultado de imagen para mente

Tu peor temor es:

ISTJ: No tener orientación sobre alguna tarea importante para ti. Es decir, no recibir instrucciones claras y precisas sobre lo que tienes que hacer.

ISFJ: Cuando las personas discuten por tu culpa —o lo que crees que es tu culpa— odias cuando creas momentos críticos en los demás.

INFJ: Tener que trabajar en un lugar donde notes injusticias todos los días. Aborreces ver la corrupción y que las personas con poder se aprovechen de los débiles.

INTJ: Cuando crees que dirás algo sumamente inteligente y que impresionará a todos, pero en realidad sale algo torpe de tu boca. No te gusta que las personas vean lo nervioso que estás.

ISTP: Al verte vulnerable frente a los demás, detestas que tengan que cuidar de ti o proveerte de protección.

ISFP: Cuando estás frente a alguien que lastima a alguien más sin que puedas hacer nada al respecto. No te gusta sentir que alguien está haciendo daño a alguien y tú no puedes intervenir.

INFP: Exponer tus sentimientos frente a muchas personas y pensar que ellos sienten que lo que dices es estúpido y patético.

INTP: Resolver una tarea sin los elementos necesarios para hacerlo o con gente que no colabora y es completamente incompetente para ello.

ESTP: Quedar pasmado, sin habla y sin saber cómo reaccionar. Te da pavor quedar paralizado.

ESFP: Pensar que pudieras quedarte aislado y solo durante el resto de tu vida.

ENFP: Tu vida ya está planeada para siempre: cada día y cada minuto fue programado por alguien más.

ENTP: No poder dar tu opinión, que alguien censure cuando no estás de acuerdo en algo. Sentirte atrapado y en silencio.

ESTJ: Alguien más está a cargo de ti. Ha planeado cada uno de tus movimientos y ha decidido por ti lo que debes sentir y pensar.

ESFJ: Cuando alguien necesita tu ayuda de manera urgente pero no puedes dársela no porque no quieras, sino porque te es imposible.

ENFJ: Al tratar de ayudar, perjudicas sin querer. No es tu intención pero lo haces y creas problemas que pudiste haber evitado.

ENTJ: Alguien —que no eres tú— coordinará una tarea importante. Pero lo hace mal, no tiene ni idea de lo que hace y aun así todos tienen que obedecerlo incluido tú.

Resultado de imagen para mente

Ahora que has reconocido cuál es tu temor, descubre cómo son las cualidades más generales de tu personalidad:

ISTJ: Conservador, sistemático, organizado, lógico, detallado, analítico, responsable.

ISFJ: Simpático, útil, realista, cálido pero tranquilo, organizado, confiable, razonador.

INFJ: Perspicaz, creativo, sensato, perseverante, creativo, dialogador, inspirador.

INTJ: Crítico, decisivo, determinado, independiente, comprehensivo, competitivo.

ISTP: Lógico, analítico, curioso, adaptable, aventurero, independiente, realista.

ISFP: Afable, compasivo, modesto, idealista, leal, servicial, paciente, espontáneo.

INFP: Compasivo, armonioso, independiente, adaptable, idealista, empático.

INTP: Conceptual, adaptable, crítico, complejo, intelectualmente curioso, apartado.

ESTP: Activo, directo, observador, aventurero, experimentador, eficiente.

ESFP: Sociable, enérgico, amistoso, cuidador, expresivo, abierto, entusiasta, generoso.

ENFP: Imaginativo, juguetón, creativo, individualista, optimista, abierto, espontáneo.

ENTP: Inventivo, ingenioso, complejo, independiente, adaptable, enérgico, teórico, analítico.

ESTJ: Activo, lógico, positivo, decisivo, práctico, sistemático, responsable, crítico.

ESFJ: Sociable, cuidador, ordenado, cooperativo, responsable, práctico, leal, agradecido.

ENFJ: Entusiasta, armonizador, expresivo, agradecido, táctico, perspicaz, empático.

ENTJ: Planificador, enfocado, organizado, lógico, crítico, positivo, perseverante, objetivo.

Resultado de imagen para mente

Este indicador es un test de personalidad basado en las teorías de Carl Jung y readaptadas por Katharine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers durante la Segunda Guerra Mundial. Como es comprensible, después de este horrible episodio, las personas quedaron sumamente afectadas y los estudiosos de la mente buscaban una manera de sintetizar las maneras de ser y sentir en general.

Puede ser que los criterios sean demasiado generales y eso haga que su lectura sea un tanto subjetiva, sin embargo, han sido ampliamente utilizados para terapias de grupos, psicología laboral y desarrollo personal.

Por otra parte, es increíble conocer cómo existen rasgos de nuestra personalidad que corresponden a nuestros temores. Esto nos hace saber que no somos tan diferentes a los demás como pensamos a menudo y que, aunque no lo veamos, dentro de nuestro ser albergamos miedos perfectamente humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.